Experimenta el Eresma. Patrimonio Cultural Inmaterial

El crecimiento de las ciudades acompasado con su entorno sorprende gratamente al estresado ser humano del siglo XXI. Es esta la primera impresión de muchas personas cuando recorremos un río en sus diferentes tramos urbanos labrados con el curso del tiempo.

Alternar el caminar con el uso respetuoso de la bicicleta permite disfrutar de esta experiencia a lo largo del río Eresma, desde la Sierra hasta la Meseta, atravesando a su paso la ciudad de Segovia.

Ahora Arquitectura propone un recorrido peatonal y ciclista para comprender la relación del río Eresma con su territorio.

De esta forma descubrimos un interesante patrimonio industrial relacionado con el río, con diferentes ejemplos de construcciones que aprovechaban su fuerza motriz para la economía local: molinos, harineras, fábricas o saltos de agua.

El viaje comienza en el Tren Río Eresma de la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Madrid atravesando espectaculares paisajes de Sierra antes de llegar a la estación de Segovia. Una vez allí será nuestra propia fuerza motriz la que caminando y en bicicleta impulsará esta aventura, alentada por el frescor del Eresma y alimentada con alguna que otra vianda.

Así pueden confirmarlo nuestros amigos del Club Deportivo Sexmeros de Segovia y la empresa de Rutas Pangea de Madrid, con quienes compartimos este interesante recorrido el pasado sábado 18 de octubre.

Aguas arriba del Eresma encontraríamos El Real Aserrío, las reales fábricas de La Granja, el Molino del Marqués del Arco o el Esquileo de Santa María de Robledo, entre otros muchos conjuntos industriales. Pero esta vez nuestro recorrido comienza en el barrio de San Lorenzo con la Senda de los Molinos y su histórica Cacera de Regantes.

Continuamos el paseo bajo el bosquete de ribera hasta el Monasterio de El Parral. Una parada nos permite visitar la Real Casa de la Moneda. Luego proseguimos hasta la Fuencisla atravesando el barrio de San Marcos.

A este ritmo, a pie y en bicicleta, respetando siempre la prioridad del peatón, percibimos la rica complejidad de estos lugares.

Es esta experiencia una excelente forma de aprehender nuestro entorno que constituye un patrimonio cultural inmaterial en si mismo, en constante peligro de desaparición, y que en consecuencia debemos valorar y difundir.

La ciudad de Segovia se relaciona con su alfoz de múltiples formas, entre otras gracias a vías, cañadas, veredas, sendas y caminos.

Desde la Fuencisla salimos de la Ciudad hacia el Centro Ecuestre de Castilla y León por el Camino Natural del Eresma, entroncando a continuación con la Vía Verde del Valle del Eresma, antiguo trazado ferroviario de Segovia a Medina del Campo, recientemente habilitado para uso peatonal y ciclista.

Un variado paisaje que alterna bosque de ribera, lastras y campos de cereal nos acompaña hasta la estación de Hontanares. Allí sentados cerca de las huertas del valle del Eresma nos refrescamos con un aperitivo mientras charlamos un rato antes de regresar para el almuerzo en el barrio de San Marcos.

La variedad de caminos que peinan el territorio nos permite elegir otras rutas para volver a la ciudad de Segovia. En esta ocasión nosotros elegimos una variante, pero la aventura de descubrir nuevos caminos está abierta para ti en la próxima primavera.

En este enlace puedes ver imágenes de la jornada del 18 de octubre: