General

En la Avenida de Burgos número 5, junto al Colegio El Recuerdo y sobre el solar ocupado desde
2018 por diversos bloques de viviendas, vivió Madrid sus particulares “días de cine” durante la
época dorada de los años 50. En ese lugar se habían levantado en 1935 los Estudios Chamartín,
diseñados por el arquitecto racionalista Rafael Bergamín.
El productor de cine estadounidense de origen ruso, Samuel Bronston, creó en 1943 su propia
compañía cinematográfica, y en 1959 adquirió los estudios de Chamartín. Allí se rodaron una
serie de films épicos conocidos por todos, Rey de Reyes, 55 días en Pekín, La caída del Imperio
Romano, y grandes estrellas de Hollywood visitaron Madrid, como Charlton Heston, Ava
Gardner, David Niven, Sofia Loren o Bette Davis. Todo ello contribuyó decisivamente al
lanzamiento de España como localización de rodajes hollywoodienses, gracias al buen clima y la
diversidad paisajística para los exteriores, además de unas buenas condiciones económicas en
los gastos de producción.
En 1985 los estudios estaban cerrados esperando su demolición y Pilar Miró los rescató para
TVE, realizando en 1988 el que fuera “mayor plató de Europa”, pero con el tiempo la presión
inmobiliaria hizo que en 2009 se vendieran los terrenos y que en 2018 se erigieran las actuales
viviendas.

Disponibilidad

En estos momentos esta ruta no está disponible.