Una atalaya árabe en un aparcamiento subterráneo

Una atalaya árabe en un aparcamiento subterráneoFue descubierta en 1996, durante las obras realizadas para construir el aparcamiento subterráneo de la Plaza de Oriente, y se conoce con el nombre de “Torre de los Huesos” por su proximidad a un antiguo cementerio musulmán denominado “Huesa del Raf”.

Se trata de una atalaya (o torre aislada de vigilancia) de origen islámico, y fue construida en el siglo XI como parte de sistema defensivo de la ciudadela de Maŷrit, aunque se ubicaba fuera del primer recinto amurallado. Su función era proteger el acceso a la fortaleza y a los arrabales desde el antiguo barranco del arroyo Arenal (Plaza de Isabel II), por lo que, tras la conquista cristiana, se incorporó como una torre albarrana en la nueva muralla, destinándose a garantizar la seguridad de las cercanas Puerta de Valnadú y fuente de los Caños del Peral.

Los restos conservados, que hoy pueden contemplarse dentro de una sala acristalada en la primera planta del estacionamiento, corresponden a la cimentación y la base de una torre de planta cuadrangular (de 3,65 x 3,40 metros), que combina mampostería de sílex en los paramentos con sillares de piedra caliza en las esquinas.

Una atalaya árabe en un aparcamiento subterráneoAunque estas características técnicas responden a las habituales en la arquitectura árabe de la época, hay algunos autores (especialmente José Manuel Castellanos) que defienden el origen cristiano de los vestigios, apoyándose en el hecho de que entre finales del siglo XI y comienzos del XII, cuando se erigió la muralla cristiana, aún se empleaban los sistemas constructivos del periodo anterior.

Los restos de la atalaya árabe forman parte de Tras las huellas del Madrid árabe: restos, vestigios e influencias de Mayrit.

Si te interesa que preparemos una «Ruta a tu Medida» no dudes en ponerte en contacto con nosotros .

Esta ruta se organiza en colaboración con Casa Árabe.

Casa Árabe